Fecha de entrada
Fecha de salida

EcoHotel Roma***

Sumergido en el verde del parque natural Valle dei Casali y a poco minutos del Vaticano y del centro de Roma

Valle dei Casali es una franja verde dentro del área urbana que abarca desde Villa Pamphili por el norte hasta las orillas del Tíber por el sur.
La reserva natural del Valle dei Casali es una inestimable área natural protegida engarzada en la parte oeste de la ciudad de Roma. Es la prolongación ideal de Villa Doria Pamphili, un gran parque histórico que se halla a pocos metros. Su nombre deriva de la presencia en su territorio de muchos caseríos ("casali") históricos de finales del siglo XVII. El paisaje está formado por una meseta que desciende hacia el Tíber y por una serie de colinas y hondonadas. En las zonas que no se han cultivado se ha mantenido una flora semi-silvestre con presencia de encinas, arces, retamas y aladiernas. Entre las especies animales más representativas están la culebra ratonera, la lechuza común, el erizo y la comadreja. Desde un punto de vista histórico, el mayor interés de esta zona se basa en la conservación del articulado sistema de villas y caseríos. Especialmente interesante es la casa de campo del siglo XVII, Villa York, acertada fusión entre una villa de la nobleza suburbana y una hacienda agrícola cual raro ejemplo de "viña romana".

Villa Doria Pamphili es un parque de la ciudad de Roma que, como muchos otros parques urbanos, era una casa de campo de una familia noble romana. Pamphilj, con sus 1.8 km cuadrados de naturaleza, es el mayor parque de Roma y es una de las "villas" mejor conservada de la ciudad. La villa está dividida en tres partes: el caserío y los jardines (pars urbana), la pineda (pars fructuaria) y la hacienda agrícola (pars rustica).
Villa Pamphili cuenta con senderos que la cruzan para poder correr y con fuentes de agua e instalaciones deportivas al aire libre. La Palazzina Corsini, a pocos pasos de la entrada de Porta di San Pancrazio, acoge una biblioteca y un lugar para exposiciones activo sobre todo durante la temporada de primavera-verano. La Villa Vecchia acoge el Museo Comunal de Villa Doria Pamphili. El lado oeste del parque (que durante los años 60 se partió en dos debido a la construcción de la Via Olimpica) tiene, en cambio, el aspecto de un antiguo campo romano, cruzado por senderos de cerezos que en primavera tiñen todo de color rosa.
Villa Pamphili se ha convertido pues, para todos los romanos, en un remanso de paz en el corazón de Roma.
Está abierta todos los días desde las 7 de la mañana hasta el anochecer.

No os sorprendáis si oís hablar de la "octava colina" de Roma: el Gianicolo es una de las más altas pero no forma parte de las siete colinas de la "ciudad eterna". Es famoso porque es uno de los rincones más pintorescos de Roma
El Gianicolo es una colina romana pero no forma parte de la típica lista de las siete colinas.
El nombre Gianicolo deriva del hecho de que antiguamente se creía que la colina fuese el centro del culto del dios Giano (Jano).
Sin duda alguna la colina del Gianicolo es uno de los lugares más románticos de Roma; surge detrás de Trastevere y se extiende hasta la Basílica de San Pedro. Aquí el panorama es espectacular: la mirada se pierde por encima de los techos, antiguas ruinas, monumentos y cúpulas barrocas hasta encontrar las colinas que rodean la ciudad.
Para los amantes del arte aconsejamos el Tempietto del Bramante, quizás el mejor ejemplo de arquitectura del renacimiento en Roma, mientras que a los naturalistas recomendamos el Huerto Botánico que cuenta con más de 8.000 especies de plantas.
Todos los días, desde la cima de la colina, un particular cañón dispara a salvas a las doce en punto del mediodía. Cuando la ciudad está más silenciosa, sobre todo en verano, el disparo se puede oír desde el Esquilino.
Fuera de los muros del Gianicolo, se encuentra Monteverde, un barrio residencial lleno de villas señoriales y casas elegantes entre las que es un placer pasear.
Al norte del barrio, junto a la Villa Sciarra, cabe recordar Villa Doria Pamphili, el parque público más grande de Roma. Es espléndido el Casino del Respiro, situado en el centro del parque, rodeado por una plantación de cítricos y por cuidados jardines de estilo italiano.

La Basilica di San Pietro in Vaticano es una basílica católica de la Ciudad del Vaticano enmarcada por la monumental Piazza San Pietro.
Es la más grande de las cuatro basílicas papales de Roma, a menudo descrita como la mayor iglesia del mundo y centro del catolicismo.
La cúpula de San Pedro es el techo de la basílica. Es una de las coberturas de albañilería más grandes jamás construidas y representa uno de los símbolos más conocidos de Roma.
San Pietro es también un extraordinario museo y es imposible enumerar la infinidad y el valor de las obras de arte que alberga: basta con pensar en el baldaquino de bronce de Bernini o en la tierna Piedad de Miguel Ángel. Y en el exterior, alrededor de la iglesia se despliega el majestuoso conjunto de columnas de Bernini que rodea la plaza con un espectacular y metafórico abrazo. Si se miran desde el centro de la plaza, creada para alojar la masa oceánica de fieles que se congregan en ella, las dobles columnas del pórtico se alinean perfectamente, creando una perspectiva sorprendente.
El acceso a los Museos Vaticanos, a la Capilla Sixtina, a los Jardines Vaticanos y a la Basílica de San Pedro está permitido solo a las personas vestidas con decoro (están prohibidas las camisas sin mangas, los pantalones cortos, las minifaldas, los sombreros).

Los magníficos y vastos Museos Vaticanos se encuentran en el interior del Estado de la Ciudad del Vaticano y representan uno de museos más grandes e interesantes del mundo ya que exponen la enorme colección de obras de arte acumuladas durante los siglos por todos los Papas. Es por ello que se forman colas larguísimas en la entrada, sobre todo en los periodos de temporada alta como Navidad, Pascua y en primavera. ¡Hay que armarse de mucha paciencia, pero vale la pena!
Es aconsejable reservar la entrada online o también la visita guiada, se ahorra tiempo y se evitan las largas colas a la entrada.
El conjunto de los museos Vaticanos abarca en su interior varios museos y, naturalmente, la sin igual Capilla Sixtina.
El acceso a los Museos Vaticanos, a la Capilla Sixtina, a los Jardines Vaticanos y a la Basílica de San Pedro está permitido solo a las personas vestidas con decoro (están prohibidas las camisas sin mangas, los pantalones cortos, las minifaldas, los sombreros).
El último domingo de cada mes los museos permanecen abiertos y la entrada es gratuita.

Copyright © 2017 Ecohotel Roma - Via di Bravetta, 91, Roma (RM) - Italia
Website created with ericsoft